Un masaje profesional no es nada sexual

massage-is-not-sex

Un masaje profesional no es nada sexual

¿Qué piensas cuando se habla de masajes?

Si estas en este blog probablemente  relacionarás el masaje con la salud y el bienestar. Si ese es tu caso, me alegro mucho!

Desafortunadamente, trabajando algunos años en este sector me he dado cuenta de que todavía hay personas que confunden el mundo de la del masaje terapéutico con el mundo del sexo, o como se suele denominar “masaje con final feliz”.

 no-happy-ending

Hay varias causas que provocan este equívoco:

La razón principal es que, en países donde la prostitución es ilegal, algunos salones de masaje (así como saunas, spas o centros similares) suelen ser lugares donde pueden ofrecerse servicios de prostitución de una forma discreta y difícilmente demostrable por la justicia. En Madrid por ejemplo, hay muchos balnearios que operan bajo la apariencia de centros de masaje holístico ofreciendo en cambio servicios sexuales. Los más populares son los masajes sensitivos, tántricos y cuerpo a cuerpo, que son prácticas que muy poco tienen que ver con un masaje terapéutico de verdad. Por lo tanto, si no estamos acostumbrados a recibir un masaje de un profesional y vemos un anuncio con la palabra “masaje”, automáticamente lo relacionaremos con la palabra “sexo”.

Otra de las razones es la mala publicidad que hacen los lugares donde ofrecen servicios de masajes con “final feliz”. Esto genera un prejuicio importante en la gente que no conoce bien este sector. También cabe comentar la parte de responsabilidad de los propios masajistas, ya que muchos han terminado cruzando el límite profesional con sus clientes.

 massage is not sex

A consecuencia de esto nos encontramos con dos problemas:  

 

En primer lugar, hace que sea bastante común que un masajista terapéutico pueda recibir propuestas de tipo sexual por parte del cliente. Casi todos los masajistas que conozco, por desgracia, han tenido que enfrentarse a esta situación. Yo mismo también he recibido algunas veces llamadas en las que me preguntaban si ofrecía servicios eróticos. En principio recuerdo que no reaccionaba muy bien, era frustrante ver como el trabajo de un profesional podía ser menospreciado y malentendido; pero enseguida me acostumbré y ahora simplemente intento ser lo más claro posible desde un principio.

Otro de los problemas consecuencia de este prejuicio sería el caso opuesto: cuando el cliente piensa que el masajista terapéutico se puede aprovechar de la situación. Por ejemplo, hay mujeres que no les gusta ser masajeada por un terapista masculino y viceversa. Está claro que cada persona tiene la libertad de elegir a su terapeuta.

Yo personalmente, como masajista profesional, sé que el sexo o el erotismo es lo último en lo que piensa un terapeuta durante un masaje. No juzgamos tu cuerpo, no estamos interesados en eso.

Todavía queda mucho trabajo que hacer para cambiar estos prejuicios en la mentalidad popular; creo que ha llegado el momento de empezar a valorar la terapia del masaje como cualquier otra terapia de salud, completamente natural y enfocada en su totalidad a la medicina.

massage is not sex

Salud!

Por Domenico De Simone – quiromasajista y fundador de Masaje móvil Madrid

www.masajemovil.com

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

SIN COMENTARIOS

Responder

css.php